¿Por qué Starbucks es tan caro?


Marchando un cafelito

Este fin de semana he estado en Madrid y me he pasado por una de las muchas sucursales que tiene Starbucks en la ciudad (una lástima que no haya llegado a Oviedo todavía).  Por un Frapuccino mediano me han cobrado la friolera de 4,20 euros; puede parecer una auténtica estafa por un café, pero sin embargo, el sitio estaba a reventar, no había sitio para sentarse y la gente parecía super satisfecha a pesar de los precios. Todo ello me hizo plantearme el motivo del éxito de esta cadena de cafeterías. A través del Facebook de un amigo encontré este artículo de Genciencia.com que lo explica en gran parte:

La gente acude en masa a las cadenas de cafeterías Starbucks a pesar de que tienen una oferta de bebidas y comidas ostensiblemente inferior a la de la mayoría de cafeterías. Además, la gente paga caro el café (un simple capuchino puede costar 2,55 dólares en Nueva York, por ejemplo, que siendo más barato que en España, no deja de ser un poco abusivo), cuando el café no es especialmente mejor al de cafeterías con precios más razonables.

Sin embargo, ¿hemos de considerar que el dueño de Starbucks, Howard Schultz, se está haciendo asquerosamente rico porque hincha los precios de sus productos hasta límites obscenos?

No exactamente. Primero hay que tener en cuenta que, si bien el café en sí mismo sólo cuesta unos cuantos céntimos, olvidamos todo lo que rodea al café. Por ejemplo, la electricidad del local, el coste de las tazas de papel, el sueldo de los empleados, etc.

De todas maneras, tras sumar todas estas variables, el valor al que llegamos sigue siendo menor al precio de la taza de café. De acuerdo con el catedrático de Economía Brian McManus, el margen de ganancia de café ronda el 150 por ciento: cuesta 40 centavos preparar una taza de café de un dólar, y cuesta menos de un dólar preparar un café con leche pequeño, que se vende a 2,55 dólares.

¿Entonces? ¿Qué otro factor origina ese elevado precio?

La ventaja más significativa de Starbucks es su ubicación privilegiada. Junto a las salidas de transporte público, en las esquinas de calles muy transitadas, etc. Cuando uno está yendo al trabajo y necesita su dosis de cafeína, acepta pagar un poco más si la cafetería está en su camino. (Dejando a un lado que la gente también acude a Starbucks porque es cool, te permiten sentarte todo el día a leer o escribir en el portátil, etc.)

Obtener estos emplazamientos tan exclusivos es muy costoso: los arrendadores lo saben y elevan los precios en consecuencia. Finalmente, para que una cafetería sea rentable en determinados sitios, debe aumentar el precio de determinados productos con un margen muy superior al habitual.

Si Starbucks realmente tuviera a sus clientes hipnotizados, como dicen sus críticos, no necesitaría esforzarse tanto para que las personas se tropiecen con sus cafés. El buen margen de ganancia que Starbucks obtiene de sus capuchinos no se debe ni a la calidad de su café ni a su personal: se debe principalmente a su ubicación.
Anuncios

Un pensamiento en “¿Por qué Starbucks es tan caro?

  1. Anita B.

    Que cobren tan caros los cafés debido a su “ubicación privilegiada” y no por estrategia, vale, puede ser (aunque cuesta creerlo, la verdad). Pero, de cualquier forma, ¿por qué la gente acude en masa? ¿Por qué todos los Starbucks están siempre hasta los topes? A mí no me engañan: es evidente que la gente frecuenta Starbucks por cuestión de moda y actualidad, porque se ha convertido en estandarte de lo ‘cool’ y lo moderno. Puedes tomarte el mismo café en un vaso de cartón con tu portátil en un sofá en el McDonald’s (es un ejemplo) por un euro, más o menos, en lugar de 4,20. La gente no hace eso, la gente se mete al Starbucks y paga cuatro veces más, ¿por qué? Porque queda mucho mejor decir que estás tomándote un café en la cafetería más ‘in’ del momento que decir que estás en el McDonald’s (que, por cierto, nunca he visto un McDonald’s mal situado). Así de simple: ganan las apariencias (tengo pasta, me puedo permitir un café aquí, soy un/a moderno/a), y eso Starbucks lo sabe.

    Anita B.

    Responder

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s